AMECIRE A.C.

lunes
24.nov 2014
    Tenemos 7 invitados conectado

HISTORIA DE LA PROTECCION CIVIL

E-mail Imprimir PDF

Historia de la Protección Civil

 

Protocolo De Ginebra

La Protección Civil nace el 12 de agosto de 1949 en el Protocolo 2 adicional al Tratado de Ginebra “Protección a las víctimas de los conflictos armados internacionales”, siendo una de las disposiciones otorgadas para facilitar el trabajo de la Cruz Roja, el cual nos indica:

a)     Se entiende por Protección Civil el cumplimiento de algunas o de todas las tareas humanitarias que se mencionan a continuación, destinadas a proteger a la población contra los peligros de las hostilidades y de las catástrofes y a ayudarla a recuperarse de sus efectos inmediatos, así como a facilitar las condiciones necesarias para su supervivencia. Estas tareas son las siguientes:

I)                   Servicio de alarma,

II)                Evacuación,

III)              Habilitación y organización de refugios,

IV)              Aplicación de medidas de oscurecimiento,

V)                 Salvamento,

VI)              Servicios sanitarios, incluidos los de primeros auxilios, y asistencia religiosa;

VII)            Lucha contra incendios;

VIII)         Detección y señalamiento de zonas peligrosas;

IX)              Descontaminación y medidas similares de protección;

X)                 Provisión de alojamiento y abastecimientos de urgencia;

XI)              Ayuda en caso de urgencia para el restablecimiento y el mantenimiento del orden en zonas damnificadas;

XII)            Medidas de urgencia para el restablecimiento de los servicios públicos indispensables;

XIII)         Servicios funerarios de urgencia;

XIV)          Asistencia para la preservación de los bienes esenciales para la supervivencia;

XV)            Actividades complementarias necesarias para el desempeño de una cualquiera de las tareas mencionadas, incluyendo entre otras cosas la planificación y la organización.

b)     Se entiende por organismos de protección civil los establecimientos y otras unidades creados o autorizados por la autoridad competente de una Parte  en conflicto para realizar cualquiera de las tareas mencionadas en el apartado a) y destinados y dedicados exclusivamente al desempeño de esas tareas.

c)     Se entiende por personal de organismos de protección civil las personas asignadas por una Parte en conflicto exclusivamente al desempeño de las tareas mencionadas en el apartado a), incluido el personal asignado exclusivamente a la administración de esos organismos por la autoridad competente de dicha Parte.

d)     Se entiende por material de organismos de protección civil el equipo, los suministros y los medios de transporte utilizados por esos organismos en el desempeño de las tareas mencionadas en el apartado a).

Su postulado básico es:

“ LA SALVAGUARDA DE LA VIDA DE LAS PERSONAS, SUS BIENES Y EL ENTORNO”

El día ocho del mes de junio de 1977, se adoptó, en Ginebra, el Protocolo Adicional a los Convenios de Ginebra del 12 de agosto de 1949 relativo a la Protección de las Víctimas de los Conflictos Armados Internacionales (Protocolo I).

El citado Protocolo fue aprobado por la Cámara de Senadores del H. Congreso de la Unión, el día 21 de diciembre de 1982, según Decreto publicado en el Diario Oficial de la Federación el día 24 de enero de 1983, y promulgado el día 22 de diciembre de 1983.

El emblema internacional de Protección Civil se encuentra estipulado en el artículo No. 66 de dicho Protocolo, y dice:

Art. 66.- “El signo distintivo internacional de protección civil consiste en un triángulo equilátero azul sobre fondo color naranja, cuando se utilice para la protección de los organismos de protección civil, de su personal, sus edificios y su material o para la protección de refugios civiles”.

A continuación se describe la historia del símbolo de Protección Civil :

En el año de 1949, justo cuando la Liga de las Naciones, a la que pertenecía la Cruz Roja, debatía por la implementación de las tareas de Protección Civil, a través de un cuerpo de carácter civil y ya contemplado en el postulado básico de la misma, se lanza una convocatoria para buscar un distintivo que permitiera el reconocimiento de esta disciplina a nivel mundial.

Muchas naciones participan y es la de Israel la que gana con el símbolo de la Estrella de David enmarcada en un círculo de color anaranjado dentro de un cuadrado de color amarillo. ,como no cumplía con el requisito de representar a un organismo neutral, apolítico y laico, sufre algunas modificaciones, las  que a continuación se detallan:

La Estrella de David se modificó, ya que sólo representaba a un pueblo, y lo más importante, a una religión, cosa que Protección Civil no puede admitir por ser imparcial. Por esta razón es modificada, dejando sólo el triángulo superior.

 

Los colores y la simbologia  representan lo siguiente:

Triangulo de Color Azul:  simboliza la prevención, ya que el azul es un color que proporciona tranquilidad y protección (de ahí que los cuerpos policiacos lo utilizen), al mismo tiempo el triángulo wn todas las religiones representa al ser supremo o energía protectora, por lo que los países con una fuerte influencia religiosa dentro de su vida cotidiana, no opusieron inconveniente alguno en aceptarlo.

Cada lado del triangulo representa a cada fuerza (en el Distrito Federal) que reviene o atiende una emergencia, es decir, el Gobierno, los grupos voluntarios y la población en general, siempre en la base, ya que se rebasará la capacidad de respuesta de cualquier organismo por el simple hecho de estar en el lugar de la contingencia. Por lo que es la  principal inquietud de Protección Civil el orientarlos para que adopten medidas de autoprotección que al mismo tiempo nos ayuden a las instituciones para brindar una mejor atención a la ciudadanía.

Circulo Anaranjado: este color representa la aceleración del metabolismo y mantiene en alerta a la persona, además de proporcionar a quien lo porta visibilidad, impidiendo accidentes por falta de la misma. Este color representa al DURANTE.

El Cuadro Amarillo:  Este color al final fue desechado, pero quizá sea el que más contenido tenga o el que más hable al respecto de la actitud de las personas, ya que representa al DESPUES en un sentido complejo, para aclarar la idea es mejor que se haga referencia al semáforo, en el que el amarillo (ámbar) al parpadear indica una señal de preventiva,  pero en realidad indica una señal de alerta sobre un peligro inminente. De ahí que se tenga que estar alerta de las consecuencias de un problema dado.

Sistema de Protección Civil del DF.

En el D.F. y sus municipios conurbados viven 18 millones de personas, circulan más de 3 millones de vehículos y operan cerca de 30,000 industrias y 12,500 establecimientos de servicio relacionados con sustancias peligrosas como Estaciones de Servicio, Plantas de gas L.P. y diferentes hidrocarburos, algunos de ellos son de características tóxicas, inflamables, explosivas, corrosivas e infecciosas. Las áreas con mayor ocurrencia de éste tipo de problemas se localizan al norte y oriente del área metropolitana.

Podemos hablar de tres graves experiencias que impactaron las decisiones y estrategias de Protección Civil: en primer lugar la explosión de San Juan Ixhuatepec, en segundo lugar los sismos del 19 de septiembre de 1985 y en tercero la explosión de abril de 1992 en Guadalajara. De todos ellos obtuvimos enseñanzas que nos han permitido dar la actual definición de estrategias ante la ocurrencia de desastres.

El Departamento del Distrito Federal desde el año de 1980 realizó estudios con un equipo multidisciplinario, en el que participó el Instituto de Ingeniería de la UNAM y la Dirección General de Construcción y Operación Hidráulica del propio DDF, lo que permitió establecer las medidas necesarias para hacer frente a la problemática.

Se concluyó que para fortalecer a la Ciudad de México frente a desastres no bastaba con mejorar las medidas existentes e implantar otras; era necesario, además, planificar, organizar y coordinar un conjunto de actividades que debían realizarse sistemáticamente antes, durante y después de un desastre.

Esto implicó la necesidad de elaborar un programa que contemplara todas las actividades orientadas a la prevención, auxilio y restablecimiento de la ciudad ante la presencia de calamidades o la ocurrencia de un desastre.

Para la elaboración de éste programa, su control y evaluación, fue necesario contar con un sistema que integrara y coordinara las diversas organizaciones e instancias existentes, y que se responsabilizara del cumplimiento de los objetivos básicos de Protección y Restablecimiento..

Desde 1982 se instaló una oficina dedicada a crear el Sistema de Protección y Restablecimiento de la Ciudad de México Frente a Desastres. Ésta oficina a pesar de ser muy pequeña desarrolló; sin embargo, conceptos básico que todavía son válidos, convirtiéndose en la responsable del programa.

Ésta oficina denominada SIPROR estuvo asignada en varias secretarías hasta que en la Secretaría General de Protección y Vialidad (1984) tuvo su primera experiencia real con la explosión de San Juanico y después con los sismos de 1985. A raíz de éstos el SIPROR se incorpora al Sistema Nacional de Protección Civil y  cambia de adscripción a la Dirección General de Gobierno del DDF, recibiendo el rango de Dirección de Protección Civil del DF. Siendo el Primer Director el General Bravo y Magaña, quien permanece en el cargo hasta 1989.

Posteriormente, el siguiente Director de Protección Civil, durante 1990, fue el Ing. Ignacio Santillana Suárez del Real, quien permanece en el cargo todo el año, y hace la primera modificación de logo, buscando alguna frase con la que se pudiera dar a entender el significado global de la Protección Civil, al mismo tiempo que comienza la apertura de la Dirección hacia el resto de las Dependencias del Departamento del Distrito Federal. Además se da el surgimiento del primer documento de carácter normativo en materia de Protección Civil para el D.F. e inclusive, a nivel nacional: El primer "Reglamento de Protección Civil para el Distrito Federal", publicado en el Diario Oficial de la Federación el 20 de agosto de 1990, y en la Gaceta del Departamento el 27 del mismo mes y año.

En enero de 1991, se da paso al tercer Director de Protección Civil, siendo el Ing. Eduardo Durán Portilla, quien substituye al Ing. Santillana.

Con este director se da la apertura hacia los medios y comienza la coordinación de emergencias de forma más cotidiana, con personal en campo, por parte del Centro de Operaciones, por lo que el parque vehicular, que constaba de Jeeps color crema, con el logo de siluetas de la ciudad es remplazado por pintura azul rey con una franja naranja, se le colocan torretas a los autos se comienza a utilizar el logo internacional de Protección Civil, siendo el triángulo equilátero azul un fondo circular naranja y todo enmarcado por un aro blanco con la leyenda "Dirección de Protección Civil Ciudad de México". Este director tiene la visión de coordinación y concatenación tanto con el sector público como privado, por lo que los alcances de la Dirección se vieron incrementados junto con el presupuesto. A la capacitación se le refuerza con diversos instrumentos didácticos y de apoyo audiovisual, mientras que se dota del primer uniforme, consistente en un overol azul rey con logos para el personal del centro de Operaciones, así como una chamarra de dos vistas, repelente a fuego y agua en los colores azul rey y anaranjado.

En 1992 se da el cuarto cambio, en el que el Ing. Durán entrega la Dirección al Ing. Karam, quien permanece dos meses de forma interina y simultánea con el ing. Durán, hasta que en forma definitiva se le entrega el cargo al Lic. Carlos Saínz Luna, dándole continuidad a los programas existentes y creando algunos nuevos, pero ya los trabajos de la Dirección empezaban a dar frutos, pues el primer reglamento ya estaba funcionando y se tenían nuevas exigencias de carácter administrativo y legal para poder darle cumplimiento tanto a sus disposiciones como a muchas tareas preventivas en las que hasta este momento la Dirección sólo había podido emitir recomendaciones.

Por lo que el 2 de julio de 1992 pasa a ser de una Dirección a una Dirección General, bajo la dirección del Lic. Efraín De Gyves Betanzos (q.e.p.d.), quedando el Lic. Saínz como Director Operativo. Esta Dirección General trabajó en forma económica hasta el 15 de septiembre de 1995, al publicarse en la Ley Orgánica de la Administración pública del Departamento del D.F.

En este momento la Dirección General queda con cinco Direcciones de área. Este es el momento en que muchos proyectos se pueden lanzar, ya que ahora es cuando se pueden hacer valer las recomendaciones que antes se sugerían, es cuando la Dirección general puede tomar cartas en el asunto y se da rienda suelta a muchos proyectos preventivos, con resultados muy visibles entre una temporada y otra, como por ejemplo el "Programa de Hidrometeorológicos-Temporada de estiaje", en el que se resolvieron de forma paulatina y sistematizada, tanto problemas de inundación en la época de lluvias en puntos de la ciudad muy conocidos; como problemas de incendios en la temporada de secas, y muchos otros como el fortalecimiento del Comité PEMEX-DDF, hoy PEMEX-DDF-Protección Civil, que permite brindar seguridad a la población a través de la remodelación y aseguramiento de las estaciones de servicio, algo similar pasó con el gas con iguales resultados, de tal manera que Protección Civil se fue haciendo presente de forma determinante entre las instituciones públicas y privadas. En este momento se retoma él logo que hasta hoy ostentamos, lo único que ha cambiado son las leyendas.

El uniforme deja de ser el overol, para convertirse en una chamarra Parka en color anaranjado fluorescente, repelente al agua, fuego, y térmica.

El segundo Director General es el Lic. Juan Torres, a mediados de 1993, hasta diciembre de 1994, con él la Dirección General no sufre cambios severos, sino más bien se da una continuidad en los trabajos e incrementos en los programas tanto preventivos como de atención de emergencias.

En diciembre de 1994, cuando el Lic. Torres entrega, surge el problema del volcán Popocatépetl, del cual ya se había estado trabajando desde hacía 6 meses en conjunto con CENAPRED y la UNAM, por lo que el Lic. Carlos Saínz Luna tiene que hacerle frente como uno de los conocedores del proyecto, no pudiéndose esperar a que una persona que no tuviera relación con la Protección Civil aprendiera y se hiciera cargo, es designado Director General. Se fortalecen los proyectos hasta ahora contenidos en las actividades de la Dirección y se comienza a dar fuera tanto a la capacitación como a la atención de emergencias, pero sobre todo, se busca acercarse a la ciudadanía y formalizar el papel de Protección Civil de manera preventiva en los diferentes eventos de la ciudad, por lo que formalmente el uniforme se convierte en las chamarras azul marino con logotipos al frente y en la espalda, que le dan un carácter mucho más formal, al mismo tiempo, se adopta el tipo de identificación que se estipula en los protocolos de ginebra de 1949.

Se comienza el diseño de la campaña de difusión que permitiera a los medios de comunicación y a la población recibir un punto de vista lo más real posible, sin disfraces políticos ni enmascaramientos, por lo que se comienza a recabar toda la información de las diferentes situaciones de emergencia y a canalizar a través del área de Difusión, quienes al mismo tiempo, monitoreaban junto con el Centro de Operaciones lo que ocurría en la ciudad, optimizando los mecanismos de respuesta ante situaciones de emergencia, además de que a través de la Comisión Operativa del Consejo, formada desde  agosto de 1992 a enero de 1998, se empezaron a dar pláticas de actualización y vinculación entre las diferentes instancias que formaban parte del Consejo de Protección Civil del D.F., así como de invitados especiales, como Mexicana de Aviación, Museo del Templo Mayor, Banamex, Radio Red, entre muchos otros, permitiendo ampliar el panorama y la visión de un problema, además de conocer los recursos y formas de respuesta de estas instancias.

El lic., Sainz Luna cede la Dirección General el 6 de enero de 1998 al Ing. Luis Wintergerst Toledo, con motivo del cambio del D.F. a un estado en el que se elige al gobernante, siendo el primer Gobernador el Ing. Cuauhtemoc Cárdenas Solórzano, quien integra su gabinete en las diferentes instancias del antes Departamento del Distrito Federal, hoy Gobierno del D.F. Con esta nueva administración las reformas a las actividades de la Dirección General son totales, siendo acordes a los lineamientos del Ing. Cárdenas.

Los principales frutos de la Dirección de Protección Civil del DF (hoy Dirección General) son en orden cronológico:

a) El Reglamento de Protección Civil Para el Distrito Federal, publicado en el Diario Oficial de la Federación el 20 de agosto de 1990 y en la Gaceta      del DDF el 27 de agosto del mismo año, al ser revisado y aprobado por la Asamblea de Representantes del D.F.

b) El Programa General de Protección Civil para el Distrito Federal, Publicado en el Diario Oficial de la Federación el 22 de julio de 1991.

c) La Ley de Protección Civil para el Distrito Federal, aprobada por la ARDF el 14 de diciembre de 1995 y expedida en la Gaceta del DDF el 10 de enero de 1996.

d) Reglamento de la Ley de Protección Civil para el D.F., ALDF, 18 de octubre de 1996.

e) Términos de Referencia Gaceta del GDF, 9 de septiembre de 1998.

Dentro de la hoy Dirección General de Protección Civil del D.F. se integra el Centro de Operaciones, corazón del sistema de Protección Civil del D.F., el cual se encarga de monitorear el funcionamiento de los sistemas vitales de subsistencia de la Ciudad de México a través de la central de radio y del sistema MATRA instalados en dicho centro. Se enlaza con las 16 Unidades de Protección Civil ubicadas en las Delegaciones, así como con las diferentes Dependencias y organismos que integran el Gobierno del D.F. y el Consejo de Protección Civil del D.F. en caso de una emergencia mayor.

El Consejo de Protección Civil para el D.F., tiene fundamento en la Ley de Protección Civil para el D.F., quedando como sigue:

Art.19. El Consejo de Protección Civil del Distrito Federal será el órgano de consulta, opinión y coordinación de las acciones en la materia, en el que se integran, en forma multidisciplinaria e interinstitucional los órganos de gobierno del D. F., las organizaciones civiles e instituciones científicas, académicas y profesionales, cuyos fines, funciones o atribuciones se vinculan a las acciones de la protección civil.

Art. 20 En el que se especifica quienes serán sus integrantes.

Art. 21 Atribuciones:

I Declarar a través del presidente, la situación de emergencia en el Distrito Federal o parte de su territorio;

II Evaluar los instrumentos de la protección civil y coadyuvar en su aplicación, procurando su amplia difusión en el Distrito Federal.

III Analizar los problemas reales y potenciales de la protección civil, promover las investigaciones y estudios que permitan conocer los agentes básicos de las causas de siniestros y desastres, y propiciar su solución, promoviendo, para tal efecto la creación de un órgano especializado;

IV Constituirse en sesión permanente ante la ocurrencia de una emergencia a fin de determinar las acciones que procedan para garantizar el auxilio a la población afectada y su adecuada recuperación;

V Fomentar la participación corresponsable de todos los sectores de la sociedad del Distrito Federal en la formulación, ejecución y evaluación de los programas destinados a satisfacer las necesidades preventivas de protección civil de la población;

VI. Proponer políticas y estrategias en materia de protección civil;

VII. Determinar la problemática de protección civil y proponer el orden de prioridades para su atención;

VIII. Integrar comisiones y emitir recomendaciones para el cumplimiento de esta Ley y demás disposiciones aplicables;

IX. Desarrollar la investigación para elaborar y proponer normas técnicas complementarias y términos de referencia en materia de protección civil;

X.  Promover la creación de un Fideicomiso para administrar, de manera transparente, toda donación destinada a la protección civil del Distrito Federal, y

 XI Dar la difusión pública a esta Ley, a sus reglamentos, a las normas técnicas complementarias y a los acuerdos y recomendaciones.

Fuente: http://www.proteccioncivil.df.gob.mx